Después de varios meses de trabajo he conseguido seleccionar y digitalizar las fotografías más interesantes de unas 5.500 realizadas desde mi juventud y que todavía conservaba en película.

Y hoy, en fase 1 del año del virus, llego al ultimo rollo de negativos, datado en abril de 2007. Y los recuerdos vienen a mí.

Recibí una llamada de Isabel Chavarría. Ella y David Castillo estaban revisando el ingente material acumulado en el piso de Genís Cano, fallecido. Y me invitaba a dejar constancia fotográfica del paisaje de documentos, objetos y vivencias con el que me encontré al entrar.

Si acabé la licenciatura en Imagen fue por culpa/gracias a Genís. En segundo año de carrera de Bellas Artes y teniendo que trabajar para vivir, estaba pensando en quedarme en la diplomatura, y santas pascuas. Pero el trabajo de fin de curso que hice para la asignatura que impartía Genís, creyó él que merecía una Matrícula, y me la puso. Eso significaba que en primer año de especialidad me ahorraba pagar unas veinte mil pesetas. No podía hacerle el feo y dejar que se perdieran. Y seguí, y con bastantes años más de esfuerzos, terminé.

Las imágenes que acompañan este texto son las que vi. Me limité a fotografiarlas con respeto y emoción. A partir de entonces todo sería digital.

Gracias, Isabel, por compartirlas.

________________________________________________________
Publica la web sense nom per cortesia de José Lasala
© de les fotografies José Lasala
Especial agraïment a Isabel Chavarría

» Article anterior:

» Següent: