Heroína de Bayer:
heroin bayern
Un frasco de heroína de Bayer. Entre 1890 y 1910 la heroína era divulgada como un substituto no adictivo de la morfina y un remedio contra la tos de los niños.

Vino de coca:
vino de coca
El vino de Coca de Metcalf era uno de una gran cantidad de vinos que contenían coca y que estaban disponibles en el mercado. Todos afirmaban que tenían efectos medicinales, pero indudablemente eran consumidos por su valor “recreador” también.

Vino Mariani:
vino mariani
El Vino Mariani (1865) era el principal vino de coca de su época. El papa León XIII llevaba un frasco de Vino Mariani consigo y premio a su creador, Ângelo Mariani, con una medalla de oro.

Maltine:
maltine
Este vino de coca fue fabricado por la Maltine Manufacturing Company de New York. La dosis indicada decía: “Una taza llena junto con, o inmediatamente después, de las comidas. A los niños de manera proporcional.”

Glyco-Heroína:
glyco-heroin
Publicidad de heroína de Martin H. Smith Company, de New York. La heroína era ampliamente usada no solo como analgésico, sino también como remedio contra el asma, la tos y la neumonía. Mezclar heroína con glicerina (y comúnmente azúcar y condimentos) convertía el opiáceo amargo en mas sabroso para la ingestion oral.

Opio para el asma:
opio para el asma
Este National Vaporizer Vapor-OL era indicado “Para el asma y otras afecciones espasmódicas”. El líquido volátil era colocado en una olla y calentado por una lámpara de queroseno.

Tableta de cocaína (1900):
tableta de cocaina
Estas tabletas de cocaína eran “indispensables para los cantantes, profesores y oradores”. Ellas también aliviaban los dolores de garganta y tenían un efectos “animador” para que estos profesionales alcanzasen el máximo de su rendimiento.

“Drops de Cocaína para Dolores de Dientes – Cura instantánea”:
cocaine toothache drops
Los dropes de cocaína para dolores de dientes (1885) eran populares para los niños. No solo acababa con el dolor, sino también mejoraba el “humor” de los usuarios.

Opio para bebés recién-nacidos:
opio para bebes
¿Piensas que nuestra vida moderna es confortable? Antiguamente para tranquilizar a los bebes recién nacidos no era necesario un gran esfuerzo de los padre, sino mas bien aplicar opio. Este frasco de paregórico (sedativo) de Stickney and Poor era una mezcla de opio y de alcohol que se distribuya de la misma forma que los condimentos por los que la empresa era conocida. “Dosis – [Para niños con] cinco días, 3 gotas. Dos semanas, 8 gotas. Cinco años, 25 gotas. Adultos, una cuchara llena.” El producto era muy potente, y contenía un 46% de alcohol.